El contenido de este blog tiene todos los derechos reservados © Marisol Rey Castillo.

lunes, 7 de marzo de 2016

Reseña: “La variación en los niveles de la lengua” Franciso Moreno Fernández

Moreno Fernández, Francisco. (1998) “La variación en los niveles de la lengua” en Principios de Sociolingüística y Sociología del Lenguaje, Barcelona. Ariel.

En el primer capítulo Moreno Fernández nos habla de las nociones de variación, variable y variante lingüística, y de la variación lingüística que sufren los niveles fonético fonológico, gramatical y léxico. El autor comienza afirmando que la lengua es variable y así se manifiesta. Las posibilidades de variabilidad son muchas y pueden, en algunos casos, tener implicaciones semánticas. Pero hay ocasiones en que el uso de uno otro elemento del mismo nivel no supone alternativas semánticas, y eso es lo que el autor denomina variación lingüística. De allí, se desprenden las ideas de variable lingüística como el elemento, rasgo o unidad lingüística que puede manifestarse de modos diversos, y variante lingüística como cada una de estas manifestaciones. Naturalmente, existen factores que determinan la aparición de las variantes lingüísticas. Cedergren y López Morales hablan de cuatro posibilidades: las variantes determinadas por factores estrictamente lingüísticos; las determinadas estrictamente por factores sociales; las determinadas por factores lingüísticos y sociales en conjunto; y las determinadas por factores ajenos a lo lingüístico y lo social. La sociolingüística se encarga de la primera y la tercera. Dichos factores aparecen en una comunidad de habla la cual es definida como un conjunto de hablantes que comparten lengua, normas y valores de naturaleza sociolingüística, a diferencia de la comunidad idiomática, que comparten una lengua histórica, y una comunidad lingüística, que comparten territorio y época. Moreno Fernández aclara que el concepto de comunidad de habla presenta dos problemas: los límites y la heterogeneidad interna de las comunidades.

Posteriormente el autor clasifica la variación en los distintos niveles de la lengua. En cuanto a la variación en el nivel fonético fonológico afirma que es la más estudiada y difundida por su comodidad y seguridad a la hora de demostrar datos de alternancia de elementos que no tienen implicaciones semánticas. También habla de las características que determina qué tipo de factores hacen que aparezca una u otra variante y que importancia cuantificativa tiene cada una. Estas son: frecuencia (número de apariciones), integración en sistemas cerrados (relación con otros elementos del sistema) y distribución estratificada social y estilísticamente (correlaciones de variante lingüística y factores sociales y situacionales). El estudio de la variación fonológica presenta algunos inconvenientes entre los que se cuenta el establecer clases o tipos de sonidos que van a ser considerados como variantes. López Morales señala que los factores lingüísticos que pueden determinar la variación fonético fonológica son distribucionales (según su posición en la cadena hablada), contextuales (según los elementos en pre y post contexto) y funcionales (según la naturaleza de la categoría gramatical).

Al pasar al nivel gramatical (morfología y sintaxis) Moreno Fernández apunta que de acuerdo al plano morfológico o sintáctico un estudio se complejiza: los planos más cercanos a lo fonético y lo fonológico son menos complejos que los que se acercan al plano léxico. Según Silva―Corvalán la naturaleza de la variación sintáctica no se da del mismo modo que la fonética fonológica, ya que la primera es menos frecuente, más difícil al cuantificarla, sus contextos son menos identificables y definibles y plantea problemas semánticos. La variación sintáctica generalmente no está estratificada socialmente, sino determinada por factores exclusivamente lingüísticos. Lo más difícil ha sido demostrar que las variantes son equivalentes semánticamente. Pedro Martín Butragueño hace una tipología de la variación gramatical en la sociolingüística del español y propone la clasificación: variables de tipo morfológico (que afectan elementos de morfología y morfología gramatical que se delimitan por factores sociolingüística, estilísticos, históricos y geográficos), variables de tipo categorial (que afectan a la morfología y la sintaxis y pueden tener implicaciones de significado), variables de tipo funcional (que afectan a la sintaxis y parcialmente a la morfología) y variables de tipo posicional (que son relativas a la entonación).

El último nivel, el de la variación léxica, presenta problemas de la misma naturaleza que la variación gramatical, uno de ellos el polémico problema de la existencia real de la sinonimia. En este nivel, se explica el uso alterno de formas léxicas en condiciones lingüísticas y extralingüísticas determinadas por origen geográfico y la demostración de su equivalencia.

Finalmente, el autor recalca que las variables extralingüísticas actúan donde la lengua lo permite y en el nivel léxico es más evidente.

Marisol Rey Castillo © 2004


No hay comentarios:

Pinterest

Educación en la actualidad

La importancia de hablar inglés

Contextos pragmáticos


Contextos pragmáticos von MarisolRC
¿Cómo adquieren significado las palabras según los contextos?